Un teléfono iPhone estalla en la cara de un joven francés

Un adolescente de 18 años de la localidad francesa de Aix, en la Provenza, ha sufrido heridas en un ojo al explotar un teléfono móvil iPhone, que sujetaba en la mano a unos 30 centímetros de su cara. Por fortuna, las lesiones fueron de carácter leve, pero la familia de la víctima ha decidido demandar a Apple, fabricante del aparato.



Según ha informado el periódico La Provence, el joven sujetaba el iPhone de su novia cuando el gadget comenzó a crepitar y la pantalla de vidrio se cuarteó. Al instante, explotó arrojando pequeños fragmentos que se incrustaron en el rostro del chico, que requirió atención médica.
El adolescente y su novia, aseguraron que el teléfono no estaba excesivamente caliente antes de que explotase. «Lo tenía a 30 centímetros de mi cara cuando sentí como un grano de arena en el ojo», ha dicho la víctima.
La madre del adolescente contactó con el servicio de clientes de Apple, que le respondió que la explosión de un iPhone es imposible, según recoge el diario francés. La compañía atribuyó el fallo a que la batería podía estar sobrecargada. La familia ha decidido acudir a los tribunales.
Al parecer, no es la primera vez que los aparatos de Appel causan problemas similares. El mes pasado, un vecino de Liverpool (Inglaterra) se llevó una desagradable sorpresa cuando el ipod de su hija de once años se calentó, por lo que decidió tirarlo a su patio trasero. Treinta segundos después, voló por el aire tras una explosión.
Fuente: abc.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido